Henci Goer

Reconocida escritora americana en el campo de la medicina, especializada en temas relacionados con el parto. Además de su anterior obra, “Obstetric Myths versus Research Realities”, un muy aclamado libro de referencia para los profesionales de la atención al parto, Goer ha escrito numerosos textos divulgativos de información y artículos. Licenciada en Biología, Goer ha sido educadora prenatal acreditada del Método Lamaze y ha trabajado como “doula” durante veinte años.

Henci Goer

Guía de la mujer consciente...
  • Prezzo scontato

Guía de la mujer consciente...

<p>Dirección obstétrica del parto: ¿qué hay de malo en ello? ¿Espera usted un bebé o planea quedarse embarazada? ¡Enhorabuena! Se embarca en una travesía llena de desafíos y con la posibilidad de disfrutar de grandes compensaciones.  Sin duda, desea usted que su experiencia del parto sea sana y satisfactoria.  Yo también se lo deseo, y escribí este libro porque lograr ese objetivo no es tan sencillo como debería.  Durante los últimos treinta años la dirección obstétrica del parto ha convertido lo que en la mayoría de los casos debería ser un proceso saludable y normal en un evento sumamente tecnificado.  Sin que nadie se propusiera que esto ocurriese, y con escaso reconocimiento de que efectivamente ha sucedido, la atención a la maternidad se ha deteriorado terriblemente en Estados Unidos.  Piense en lo siguiente:  - La cesárea es la operación de cirugía mayor que más se realiza en Estados Unidos, en donde una de cada cinco embarazadas —cerca de un millón— da a luz por cesárea a pesar del riesgo que supone para su salud, del dolor, del tiempo de recuperación y del coste.  La bibliografía médica es unánime respecto a que la mitad de esas operaciones no es necesaria. - Ahora los médicos utilizan el monitor fetal electrónico, una máquina que registra el ritmo cardíaco fetal en conjunción con las contracciones de la madre, con cuatro de cada cinco parturientas.  El porcentaje ha aumentado incesantemente a pesar de la avalancha de estudios que demuestra que su uso no mejora la salud de los bebés.  De hecho, su uso rutinario es una amenaza para la salud de la madre al incrementar la probabilidad de parto mediante el uso de fórceps o ventosa y por cesárea. - En algunos hospitales a casi todas las parturientas se les pone la epidural.  Los médicos garantizan a las mujeres que es segura y, sin embargo, los estudios han documentado gran cantidad de complicaciones que afectan a la madre, al bebé o a ambos. - Todavía hoy, casi la mitad de las mujeres que da a luz vaginalmente sufre una episiotomía (un tijeretazo en el borde de la abertura vaginal).  Las investigaciones demuestran que, se mire por donde se mire, este procedimiento no hace ningún bien —salvo raras excepciones—, y puede causar daños a veces graves y permanentes. - La mayoría de las mujeres que da a luz por cesárea pasa automáticamente por otra con los siguientes bebés.  Hay toneladas de datos que confirman que el parto vaginal después de cesárea (PVDC) es más seguro para las madres, tiene ventajas para los bebés, y casi tres de cada cuatro mujeres lo consiguen. - Pocas mujeres en este país dan a luz asistidas por una comadrona.  Ello a pesar de que los estudios confirman reiteradamente que la madre y el bebé sufren menos complicaciones cuando es una comadrona quien atiende el parto y son sometidos a menos pruebas y procedimientos en comparación con mujeres de características similares atendidas por ginecólogos.  Hay amplios y numerosos estudios que atribuyen a las comadronas tasas de cesárea tan bajas como un 4%. - Prácticamente ninguna embarazada controlada dentro del sistema médico convencional escapa a pruebas, fármacos, procedimientos o restricciones que, usados indiscriminadamente, ofrecen poco o ningún beneficio en comparación con los riesgos que acarrean.  En resumen, existe un abismo entre la forma de actuar del obstetra típico y la práctica respaldada por la bibliografía médica.  Esa quiebra viene siendo ampliamente ignorada por los propios ginecólogos.  Resulta obvio preguntarse cómo ha ocurrido esto.</p>