Mais vendidos

Existem 38 produtos.

Mostrando 25-36 de um total de 38 artigo(s)
Las voces olvidadas
  • Preço reduzido

Las voces olvidadas

<p>Las autoras de LAS VOCES OLVIDADAS son mujeres que abordan amplia y reflexivamente la experiencia de la pérdida de un bebé en las primeras semanas de gestación con la determinación de sacar a la luz una realidad poco visible e inmersa en infinidad de tabúes. Este libro da voz, espacio y tiempo a los bebés que sólo vivieron en el vientre materno; a las madres, que muchas veces acallaron el duelo por el silencio social y cultural al que estas pérdidas han estado sometidas; y a los padres, que, aún hoy, casi nadie repara en ellos. Fases del duelo, problemas de fertilidad, pérdidas de repetición, manejo del aborto, pechos llenos y brazos vacíos, siguientes embarazos y partos... todo ello ha estado envuelto por el oscuro halo del miedo, la angustia, la soledad, la frustración, el aislamiento, la negación y la desinformación que viven la mujer y su pareja ante la pérdida gestacional temprana. Un asunto que la humanidad tiene pendiente desde el principio de los tiempos, porque... el dolor que se calla es más doloroso.</p>
Parir sin miedo
  • Preço reduzido

Parir sin miedo

<p>El dolor ha sido creado e institucionalizado por la ignorancia, y se mantiene porque constituye un formidable instrumento de poder. Los enemigos del parto son cuatro: la ignorancia, el miedo, el dolor y la impaciencia. Nunca antes se consideró el parto como una enfermedad, por lo que jamás se asistió en los hospitales, sino que había unos establecimientos, las maternidades, donde se asistía a las embarazadas que no disponían de un hogar adecuado o que ni siquiera tenían un hogar. En las maternidades no se admitían enfermos, ni en los hospitales, parturientas. Antes se paría, se comía, se padecían y se curaban las enfermedades en casa; a veces, incluso, se trabajaba en casa, en casa se divertía cada familia a su gusto... Hasta la última y definitiva actividad humana, morir, transcurría en el hogar, y en cualquier actividad la compañía de familiares y amigos estaba asegurada, para reír o llorar juntos. En la vida moderna, la casa es soo el lugar donde se duerme, se lava y se viste uno, donde todos están de paso y donde, a veces, la reducida familia son verdaderos desconocidos, y los acontecimientos más importantes, el alfa y el omega de la vida, nacer y morir, se ejecutan fuera del hogar y de la familia, entre aglomeraciones de desconocidos.</p>
Sobrevivir a la medicina....
  • Preço reduzido

Sobrevivir a la medicina....

<p>La neutralización de las leyes de la selección natural es un hecho indiscutible, no una opinión. Mediante cálculos matemáticos relativamente simples podríamos llegar a la conclusión de que con la llegada de una medicina cada vez más eficaz aumentará constantemente la proporción de seres humanos cada vez más dependientes de la medicina. ¡Estamos llegando a una fase de la historia de la ciencia en la que será teóricamente posible transformar una especie con modificaciones hereditarias del genoma! ¿Debemos abrir la puerta a los “seres humanos genéticamente modificados”? Es fácil prever el nacimiento de una nueva era de eugenismo. En este nuevo marco, no serán las instituciones gubernamentales quienes tomen las decisiones, sino la propia familia. Dejando a un lado el sexo y la ausencia de enfermedades genéticas, ¿qué características van a ser las deseables por los progenitores? ¿La inteligencia? ¿El talento artístico? ¿La esperanza de vida? ¿El tipo de cuerpo? ¿La belleza? ¿Podemos imaginar, por ejemplo, que llegue un momento en la historia en el que esté de moda seleccionar a bebés portadores de genomas con una alta capacidad de empatía? ¡Estamos flirteando con la utopía! Nada es más poderoso que una idea a la que le ha llegado su hora.</p>
Una nueva maternidad
  • Preço reduzido

Una nueva maternidad

<p>Las quince mujeres que nos hemos reunido para este proyecto nos conocimos a través de la red, compartiendo puntos de vista a través de "laTribu 2.0" que nos ha enriquecido mutuamente. Quizás sea el primer libro sobre crianza escrito no por psicólogos ni pediatras ni gurús sino por madres que reflexionamos, estudiamos y trabajamos a la vez que criamos y alimentamos a nuestros hijos con el amor, el respeto y la corresponsabilidad de nuestras parejas. La incorporación masiva de la mujer al trabajo remunerado posiblemente sea uno de los cambios más importantes en la historia de la humanidad. Es lógico que, a partir de este fenómeno, el panorama tanto laboral como familiar, productivo como afectivo de toda la sociedad haya cambiado. Sin embargo, el impacto de este cambio en la crianza y educación de los niños ha sido poco estudiado. Las medidas que hemos dado en llamar «conciliación» son tímidas, y la disposición real de la sociedad a cambiar profundamente para adaptarse a las nuevas necesidades de las familias y de los niños parece escasa. La crianza se ha visto, pues, convulsionada en dos sentidos aparentemente inversos pero complementarios: la salida de la mujer al mercado laboral y el acceso de la mujer al conocimiento de su sexualidad, el funcionamiento de su cuerpo, la concepción, la gestación, el parto, la lactancia, etc. La maternidad ha cambiado, como la vida misma de las mujeres que arribamos a la contemporaneidad, sintiéndonos dueñas de nuestros destinos y de nuestros cuerpos e inmersas en modelos familiares y laborales bien distintos de los roles tradicionales. Si los primeros feminismos luchaban por la incorporación de la mujer al trabajo y por el reconocimiento de nuestros derechos a la igualdad entre los sexos, hoy, aunque todavía tenemos que luchar contra muchas formas de discriminación, empezamos a darnos cuenta de que la igualdad real solo es posible cuando a la vez se respetan nuestros derechos a la diferencia, el respeto a las peculiaridades de nuestro ciclo reproductivo, y se incluye el respeto a los derechos de los bebés y niños.</p>
Érase dos veces Pinocho

Érase dos veces Pinocho

<p>Érase dos veces una marioneta llamada Pinocho. Un Pinocho al que, en esta ocasión, no le crecerá la nariz y aprenderá a tomar sus propias decisiones. La nariz que crece en este cuento no es la de Pinocho, sino la de los adultos que le rodean, empezando por el hada y terminando por su padre Giuseppe. Una reflexión sobre las mentiras, la obediencia ciega y la necesidad de de educar a nuestros peques en la auto responsabilidad. Porque seguro que nosotros mentimos mucho más a nuestros hijos de lo que ellos nos mienten a nosotros.</p>
Ebook · El libro rojo de...

Ebook · El libro rojo de...

<p>El Libro Rojo de las Niñas nació para acompañar y empoderar a las niñas en su camino hacia la madurez, pero también es un libro para las madres, y para todas las mujeres, porque nos ayuda a sanar heridas de nuestra propia niñez. Aunque no es un libro sobre la menstruación, sí está muy presente desde una visión reconciliadora. Un libro ilustrado cuyas palabras e imágenes parecen susurrarle a nuestra psique (emociones-mente-espíritu) que es bueno obedecernos, escucharnos y amarnos. El Libro Rojo de las Niñas se dirige directamente a la niña que lo lee y le muestra a diversas niñas de una Tribu imaginaria. Una Tribu del futuro.</p>
El cuento de las cuatro...

El cuento de las cuatro...

<p>Una serie de cuatro cuentos ilustrados que abordan cuatro handicaps del actual modelo estándar de la crianza: la hora de dormir, la lactancia materna, el parto y el método madre-canguro, narrados para niños desde una visión de crianza natural y respetuosa.</p>
El libro rojo de las niñas
  • Preço reduzido

El libro rojo de las niñas

<p>El Libro Rojo de las Niñas nació para acompañar y empoderar a las niñas en su camino hacia la madurez, pero también es un libro para las madres, y para todas las mujeres, porque nos ayuda a sanar heridas de nuestra propia niñez. Aunque no es un libro sobre la menstruación, sí está muy presente desde una visión reconciliadora. Un libro ilustrado cuyas palabras e imágenes parecen susurrarle a nuestra psique (emociones-mente-espíritu) que es bueno obedecernos, escucharnos y amarnos. El Libro Rojo de las Niñas se dirige directamente a la niña que lo lee y le muestra a diversas niñas de una Tribu imaginaria. Una Tribu del futuro.</p>
Érase dos veces Caperucita

Érase dos veces Caperucita

<p>Érase dos veces una niña llamada Caperucita. Una Caperucita que, en esta ocasión, no temerá a ningún lobo, no se asustará de unos grandes dientes y tomará sus propias decisiones. Esta versión del cuento comienza igual que la original, con Caperucita yendo a visitar a su abuelita. Pero, en esta ocasión, la historia la llevará por un camino distinto, donde nadie se come a nadie y las cosas no son lo que parecen. Es una niña respetuosa con el medio ambiente y con los animales que lo habitan. Toma sus propias decisiones y no actúa por miedo, si no por responsabilidad.</p>
Érase dos veces Hansel y...

Érase dos veces Hansel y...

<p>Érase dos veces un niño y una niña que se llamaban Hansel y Gretel. Pero, en esta ocasión, no les abandonarán en el bosque, aprenderán a vencer sus miedos y descubrirán la verdadera esencia de las brujas. Dos niños perdidos en el bosque, una casa de caramelo, pero ni rastro de la malvada bruja, tan sólo una ancianita desterrada en el bosque. Vive aislada porque todos creen que es una bruja, cuando realmente es una curandera maravillosa. En este cuento hacemos justicia histórica con las brujas, mujeres que fueron vilipendiadas por su inteligencia, sabiduría y poder.</p>
Ebook · El Bebé es un Mamífero

Ebook · El Bebé es un Mamífero

<p>Esta nueva edición de «El Bebé es un Mamífero» representa una oportunidad para analizar la historia reciente del nacimiento. En otras palabras, una oportunidad para echar la vista atrás. Y debe ser así porque miramos al futuro. Esta reedición aparece ahora que no podemos dar un paso más allá sin asimilar la enorme cantidad de datos científicos acumulados durante los últimos veinte años. En primer lugar, debemos preguntarnos cómo, a cierto nivel cultural, podemos alcanzar una nueva consciencia; es por ello que me parece urgente intentar anticipar la historia del nacimiento y, así, entrar en el reino de la ficción. Nos encontramos en la Tierra de la Utopía. Hoy, en enero de 2031, estamos en disposición de presentar valiosas estadísticas relativas a un proceso de transición que comenzó alrededor de 2024. Son datos impresionantes. Los índices de mortalidad perinatal son igual de bajos en todos los países con un nivel de vida similar. Los índices de traslados a unidades pediátricas se han reducido de manera asombrosa. No ha habido ni un solo caso de parto con forceps durante cuatro años. Desde que la prioridad ha sido evitar los partos vaginales largos y complicados, la utilización de ventosas y medicación es muy rara. Y lo más importante: el índice de cesáreas es tres veces menor que antes del período de transición. El índice de lactancia materna a los seis meses está por encima del 90%, y un psiquiatra infantil ha confirmado que el autismo es menos habitual que antes. Ahora, el Hombre Sabio de la Tierra de la Utopía sí podría asegurar que en la Tierra de la Utopía, la mayoría de las mujeres dan a luz a sus bebés y alumbran sus placentas gracias a la liberación de un «cóctel de hormonas del amor». Únicamente la Utopía puede salvar a la Humanidad.</p>
Ebook · La mente del bebé...

Ebook · La mente del bebé...

<p>¿Qué es lo que ves al observar los brillantes ojos de un recién nacido mirándote fijamente? ¿Son realmente los de una persona? ¿Este bebé que frunce el ceño en silencio o se pone rojo de rabia puede pensar y sentir? A pesar de su pequeño tamaño produce un convincen­te ruido, pero ¿está diciendo algo en realidad? Hasta hace poco existían muchas teorías sobre los recién nacidos pero eran pocos los hechos conocidos. Durante innumera­bles siglos han estado separados del resto de nosotros por un velo de ignorancia. Aunque hayamos permanecido tan cerca de ellos, hemos ignorado lo sorprendentes que son. La sabiduría popular acerca de los recién nacidos se basaba en las patentes limitaciones de su tamaño, peso y fuerza muscular. Por consiguiente, aunque se describieran a veces como unos seres adorables, se les consideraba incapaces, infrahumanos, prehumanos, torpes e insensibles y, como tales, eran tratados. La ciencia del siglo XX sostenía que los llantos de los recién nacidos eran meros sonidos «casuales»; sus sonrisas sólo «gases», y sus expresiones de dolor, simples «reflejos». La falsa información que ha existido sobre ellos ha hecho que la tarea de la crianza de los hijos fuera más difícil, y la primera infancia, más desdichada. Ahora está surgiendo un futuro más brillante para los bebés, ya que en los últimos veinticinco años se ha estado investigando sobre ellos. La combina­ción sin precedentes del interés que han despertado, de las grandes sumas de dinero público y privado invertidas y de los innovado­res métodos de estudio empleados han producido una nueva informa­ción en gran parte sorprenden­te. Las contribu­cio­nes a nuestro creciente conoci­miento sobre el recién nacido proceden de diversos campos científicos, desde la embriología hasta la psicología.</p>